El objetivo no es otro que concienciar sobre la necesidad de hacer un buen uso de estos espacios, que garantizan la rotación de vehículos y, por lo tanto, el aparcamiento para un mayor número de personas.

La Policía Local de Cambre inició, esta semana, una campaña de supervisión y control de la zona azul en las siete áreas de estacionamiento de estas características existentes en el municipio. El objetivo de esta iniciativa no es otro que concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de hacer un buen uso de estos espacios, que garantizan la rotación de vehículos y, por lo tanto, el aparcamiento para un mayor número de personas. Con esta premisa, los agentes municipales están intensificando las labores de información y control para evitar estacionamientos indebidos en estos puntos.

Hasta ahora, los agentes municipales interpusieron una treintena de multas a aquellos conductores que incumplieron algunas de las normativas para aparcar en la zona azul. En el caso de Cambre, el servicio es completamente gratuito y funciona de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 horas y los sábados de 9.00 a 13.00 horas. Los conductores disponen de un tiempo máximo de 30 minutos y deben indicar, obligatoriamente, la hora de llegada.

Durante este tipo de controles, la Policía está poniendo el foco, además, en la doble fila, una práctica común en la zona de Costa da Tapia y que entorpece la circulación normal por una de las arterias principales del término municipal.