Estos dos escritos fueron elaborados por Sanal, la empresa encargada de la desratización, desinfección y desinsectación, y por Luis Manuel Corral Andrade, perito judicial experto en control de plagas.

 

 

El Concello de Cambre recibió, en los últimos días, varios avisos de vecinos y vecinas que habían sido afectados por picaduras de pulgas. Desde que se recibieron los primeros avisos, el equipo de gobierno coordinó una serie de actuaciones con el fin de determinar los lugares de desarrollo de las pulgas. Se barajaron tres ubicaciones: el campo de fútbol Dani Mallo, el Parque da Igrexa y el Paseo Fluvial del río Mero. No obstante, dos informes elaborados por Sanal –la empresa encargada de la desratización, desinfección y desinsectación- y por Luis Manuel Corral Andrade, perito judicial técnico en control de plagas, descartaron estos lugares como el foco de los insectos.

Al principio, algunos vecinos y vecinas situaron el foco en el campo de fútbol Dani Mallo. Hasta el lugar acudieron el regidor y el concelleiro de Cultura, Deportes e Xuventude, Daniel Mallo, para hablar con el Sporting Cambre y con los conserjes de la instalación municipal. Protección Civil y Sanal se desplazaron hasta el lugar para realizar una inspección del mismo. Así, tal y como recoge el escrito presentado por la compañía, “se revisó en profundidad tanto la zona exterior como los locales interiores (vestuarios, salas de calderas, lavandería, etc)”. Otros avisos situaban el foco de las pulgas en la zona del Parque da Igrexa de Cambre. Hasta allí se desplazaron, nuevamente, tanto Protección Civil como Sanal, determinando que el origen tampoco se encontraba en este lugar. Por último, el Concello inspeccionó la zona del paseo fluvial del río Mero. Protección Civil y Sanal fueron, hasta en dos ocasiones, descartando la presencia de pulgas en esta zona.

En el escrito presentado por Sanal se explica que se realizaron numerosas intervenciones que “se centraron en aquellas zonas que pudieran entrañar un mayor riesgo de infestación en base a las informaciones recibidas de los vecinos y en función, asimismo, del riesgo intrínseco del lugar en lo relativo a la posible proliferación de plagas”. Este informe concluye que no se observaron “indicios de actividad del insecto referido”.

Por el otro lado, el documento del perito judicial refleja que acudió a estos tres lugares, donde se colocó un buzo blanco especial para detectar la presencia de este tipo de insectos. En este caso, el resultado fue igualmente negativo, “no viendo ningún individuo de las posibles especies de pulgas”. En el informe, el perito explica que la eclosión de estos insectos puede deberse a “los días de calor de semanas atrás”.

El regidor solicitó ayer la colaboración de la Consellería de Sanidade y de Augas de Galicia. Asimismo, el equipo de gobierno remitió hoy los dos informes elaborados por Sanal y por el perito judicial a ambas instituciones.