El próximo domingo, 17 de mayo, se celebrará el tradicional mercado de Cambre. La cita acogerá, aproximadamente, 21 puestos de agroalimentación.
El reglamento especifica que los puestos estarán separados por una vía de tránsito y con una distancia de, como mínimo, 2 metros laterales y 6 metros de frente entre cada uno. Los vendedores y vendedoras deberán utilizar material de protección, como guantes y mascarillas.

El Concello retomará el próximo domingo, 17 de mayo -coincidiendo con el 3º domingo del mes-, la celebración de la tradicional feria de Cambre. Lo hará, eso sí, con un completo protocolo que garantice la seguridad tanto de los feriantes como de los vecinos y vecinas que hagan sus compras en el mercado. Como explica el concejal de Desenvolvemento Socioeconómico, Diego Alcantarilla Rei, “la intención era reactivar, cuanto antes, las ferias municipales, pero queríamos hacerlo con las máximas garantías de seguridad para todos y todas. Hemos elaborado un documento que recoge directrices para los responsables de los puestos y también para los propios compradores”.

El mercado del domingo se celebrará entre las 9.00 y las 14.00 horas, y contará con unos 21 puestos de agroalimentación. En cuanto a la disposición de los mismos, el reglamento del Concello especifica lo siguiente: los puestos estarán separados por una vía de tránsito y cada puesto guardará una distancia de, como mínimo, 6 metros de frente con respecto otros –el distanciamiento lateral será de unos 2 metros-. Asimismo, se evitará el enfrentamiento de dos stands. Dentro de un mismo puesto, las personas vendedoras deberán guardar entre sí una distancia mínima de 2 metros, quedando restringida la actividad comercial a un único vendedor/a en caso de que esta separación no pudiera cumplirse. El documento elaborado por el Concello contempla el uso obligatorio de guantes y mascarillas entre las personas responsables. Cada puesto de venta deberá contar con dispensadores de gel desinfectante, que utilizarán tanto los vendedores/as como los propios compradores. Los feriantes deberán contar, además, con medidas de protección para evitar la exposición y la manipulación de los productos. Además, tendrán que facilitar el pago de artículos por medios electrónicos –tarjetas o móviles- como forma de pago preferente.

Por su parte, los compradores y compradoras deberán utilizar también mascarillas para acceder al mercado y no podrán tocar los productos a la venta, salvo que dispongan de guantes. Se prohíbe la formación de aglomeraciones y se requiere, además, el cumplimiento del distanciamiento personal de 2 metros.

Con el fin de informar debidamente sobre todas estas directrices, el Concello instalará carteles informativos. En los próximos días se colocará cinta para delimitar las distancias entre los puestos de la feria.