El gobierno solicitará al IDAE una subvención para financiar este proyecto. La intención del gobierno es que el organismo pueda sufragar el 80% del plan (1.480.620,73 euros), mientras que la cuantía restante procedería de las arcas municipales.
Con esta medida, el gobierno sigue apostando por adoptar medidas que favorezcan la eficiencia energética y la reducción de las emisiones de CO2.

El gobierno local sigue apostando por medidas y proyectos que promuevan el respeto por el medio ambiente. Bajo esta premisa, el Concello pretende destinar 1.850.775,91 euros para renovar el alumbrado público en Cambre,  O Temple, A Barcala y en el polígono industrial del Espíritu Santo. El Concello solicitará al IDAE –Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía- una subvención para financiar esta obra. La intención del gobierno es que el organismo pueda sufragar el 80% de la obra (1.480.620,73 euros), mientras que la cuantía restante procedería de las arcas municipales (370.155,18 euros).

Con esta inversión, el equipo de gobierno buscará conseguir un doble objetivo: renovar el alumbrado exterior en varios puntos del municipio y favorecer, no solo una mayor eficiencia energética, sino también una reducción en las emisiones de CO2. Así, el proyecto incluye la sustitución de 2.061 puntos de luz convencionales por otros con sistema LED. Esta tecnología garantizará una mayor luminosidad y repercutirá, asimismo, en la economía municipal por el mayor ahorro que se consigue con este tipo de iluminación. Así, la estimación del Concello es conseguir un ahorro aproximadamente un 60% en el gasto anual de iluminación, lo que implicaría un ahorro un ahorro de 300.000 euros.

Se trata de un proyecto coordinado por el concelleiro de Urbanismo e Obras, Juan González Leirós, y está realizándose en colaboración con la concelleira de Servizos e Seguridade Cidadá, Elisa Pestonit, y con la concejala de Mobilidade e Medio Ambiente, Patricia Parcero Quiñoy.

Con esta propuesta, el gobierno local sigue apostando por acometer proyectos que redunden en el beneficio a largo plazo y que sean respetuosos con el medio ambiente, permitiendo, además, reducir las emisiones de CO2 y mejorar la eficiencia energética en el municipio.

El Concello de Cambre está adherido, desde febrero del 2019, al Pacto de Alcaldes para o Clima e a Enerxía. Por medio de este acuerdo, Cambre se compromete a reducir las emisiones de CO2 y de otras emisiones de gases invernadero en un 40% hasta el 2030, así como a aumentar su resilencia mediante la adaptación a las repercusiones del cambio climático.

Asimismo, el pleno aprobó, en el mes de julio, una moción para incorporar su patrimonio fluvial al proyecto de Infraestrutura Verde de la Xunta de Galicia. Este último proyecto reafirma, una vez más, el compromiso de Cambre con el medio ambiente.