Se trata de una actuación de emergencia para subsanar el deterioro en esta carretera por la que, habitualmente, transcurren gran cantidad de vehículos pesados.

El Concello iniciará, en los próximos días, una actuación de emergencia en la rúa Lourenciño. El objetivo no es otro que resolver el estado de deterioro de la vía por la que, habitualmente, transcurren gran cantidad de vehículos pesados. Después de que los técnicos municipales y los de ADIF –a quien pertenece la vía- realizaran varios análisis del estado de la vía, el Concello decidió cortar el tráfico rodado en este camino, quedando habilitado solo para el paso para residentes.

El deterioro de la vía comenzó con unos pequeños baches en los bordes pegados al talud que limita con la vía del tren y con el acceso a una vivienda. No obstante, y aunque este problema se solucionó con el relleno con aglomerado en frío, la estructura de la carretera estaba cediendo, existiendo el riesgo de que se produjese un desprendimiento del talud al paso de un camión.

Con el fin de resolver esta situación, las intervenciones incluirán la realización de un hincado de carriles de tren para el talud que se encuentra pegado a la vía. De esta forma, se podrá trabajar sin afectar al tráfico viario. Asimismo, se modificará el perfil longitudinal, rebajando la altura del vial 1,5 metros sobre la cota actual y cambiando el acceso a dos viviendas situadas en los extremos de la zona de actuación. Una vez concluidas estas labores, se repondrá el firme con suelo estabilizado, zahorra artificial y MBC. Por otro lado, en el talud localizado junto a las casas se retirará el muro actual –que presenta daños- y se repondrá y reforzará esta construcción.

La ejecución de estos trabajos tendrá un coste de 105.000 euros. Estas obras se llevarán a cabo en un pequeño tramo de la rúa Lourenciño, pero la previsión del gobierno local es acondicionar y reforzar el resto del vial en próximas intervenciones.