El Concello acaba de rematar la segunda fase del proyecto de reordenación, que consistió en la creación de una plaza pública en esta zona.
 Estas actuaciones dieron continuidad a las de la primera fase, en la que se demolieron varias edificaciones que constituían un tapón urbanístico. 
 Con este plan, el equipo de gobierno suma un nuevo espacio público de ocio y esparcimiento y mejora las condiciones de seguridad y accesibilidad en el centro del municipio.

 

El núcleo urbano de Cambre luce, desde esta semana, una imagen completamente renovada. El cambio responde al proyecto de reordenación urbana que afectó a la carretera AC-214 y a las rúas Balado, Carballo, González Garcés y Pablo Manzano, que está prácticamente rematado. Con estas actuaciones, el equipo de gobierno buscó sumar un nuevo espacio de ocio y esparcimiento para los vecinos y vecinas del municipio.

A través de estos trabajos, que se realizaron con un importe de 165.243 euros, el equipo de gobierno incrementa el espacio de ocio y esparcimiento para los vecinos y vecinas de la zona centro. En concreto, la inversión sirvió para crear una nueva plaza que cuenta, no solo con nuevo mobiliario urbano, sino también con una marquesina de transporte público. Así, como parte de este proyecto, se reubicó la parada del autobús para mejorar, no solo las condiciones de seguridad de los usuarios del trasporte colectivo, sino también para reducir los atascos en esta zona. Esta nueva infraestructura cuenta, además, con cubierta para que las personas que esperan por el autocar estén resguardadas en caso de lluvia.

FOTO CAMBRE-El núcleo urbano de Cambre estrena una imagen renovada después de rematar las obras de O Balado 3

O Concello suma así un novo espazo de lecer e esparexamento para os veciños e veciñas

El plan incluyó también la renovación del pavimento en la AC-214 y creación de una senda peatonal elevada en esta carretera que conecta el Campo da Feira y la nueva plaza. La obra se completó con la colocación de árboles en este espacio público.

Tal y como explica el alcalde, Óscar García Patiño, el objetivo de estas intervenciones fue “dotar ao concello de máis lugares públicos e mellorar as condicións de seguridade e accesibilidade no centro do municipio”.

Previamente a la finalización de esta segunda fase, el Concello acometió la primera, que consistió en la demolición de varias viviendas y edificaciones que habían creado un tapón urbanístico en esta área.