Augas de Galicia envió, el 17 de junio, un nuevo texto al Concello para formalizarlo. El paso previo es la aprobación del documento en la sesión plenaria.
Como explica el alcalde, Óscar García Patiño, con el objetivo de solucionar esta situación a la mayor brevedad posible, “puxemos todo da nosa parte para que este acordo poida materializarse dunha vez por todas”.

El Concello celebrará mañana, jueves 2 de julio, un pleno de carácter extraordinario en el que se presentará el nuevo convenio con Augas de Galicia para el acondicionamiento del río Mero. Este documento ya había sido aprobado en el mes de diciembre de 2019 por la corporación municipal. Sin embargo, el pasado 17 de junio, Augas de Galicia remitió un nuevo texto que el gobierno deberá aprobar nuevamente en la sesión plenaria. Según indicaciones de Augas de Galicia, con el fin de incluir la aprobación del convenio en la última sesión del Consello de la Xunta de este mandato, el Concello debería remitir su conformidad con este documento el 3 de julio. Para cumplir con el plazo, el gobierno local se vio obligado a convocar un pleno extraordinario para mañana.

El 16 de abril, el regidor envió un escrito a Augas de Galicia requiriéndole la “sinatura urxente” del convenio entre la entidad y el Concello de Cambre para el mantenimiento del río Mero. Por su parte, Augas de Galicia comunicó al Concello que se estaba “a tramitar  formalización da entrega das obras de acondicionamento do río Mero a Augas de Galicia”. En el mail se explicaba, además, que “en tanto non se formalice a dita entrega, non pode asinarse o convenio con ese Concello nos termos inicialmente previstos”.

Como recuerda García Patiño, “a sinatura deste convenio é un asunto urxente, xa que o estado actual do paseo fluvial impide que se poidan gardar as distancias de seguridade entre os viandantes e os ciclistas”. Con el objetivo de solucionar esta situación a la mayor brevedad posible, “puxemos todo da nosa parte para que este acordo poida materializarse dunha vez por todas”, explica el regidor.

El acuerdo de colaboración que se presentará en el pleno de mañana tiene una vigencia de cuatro años. Augas de Galicia aportaría 40.000 euros anuales –un total de 160.000 en todo el periodo- con los que el Concello podría gestionar el mantenimiento de las motas laterales del río Mero, asumiendo los siguientes trabajos: desbroce selectivo de ambos márgenes, retirada de especies de árboles en mal estado, reperfilado de cunetas y taludes, reparación del firme de las motas, etc.