Cambre, 13 de octubre de 2017.  El Concello de Cambre acaba de presentar ante la  Xunta de Galicia un recurso de alzada contra la resolución  que permitía a Gas Natural sustituir el suministro energético en la urbanización de A Barcala, de propano a gas ciudad. Los jurídicos municipales aseguran que la autorización mantiene una contradicción evidente en la propia autorización administrativa. Apelan a las condiciones que la Xunta impone para autorizar dicho cambio energético. “La nueva suministradora (GAS GALICIA) deberá subrogar en los derechos y deberes adquiridos por RESPSOL Butano  en su día mediante la firma de los correspondientes contratos de suministro”.

Aseguran que en estos contratos se obligaba al suministro de gas propano y por ello al suministro de un gas específico con un poder calorífico muy determinado, por lo que la resolución autonómica “entra en una clara contradicción al autorizar el cambio de combustible de propano a gas natural y al mismo tiempo exigir que esta autorización esté supeditada a la condición de que GAS GALICIA se subrogue a los derechos y obligaciones contraídos con sus clientes en A Barcala”. Por lo que de hacerse efectivo este cambio, exclusivamente de Gas ciudad, “se estaría incumpliendo la primera condición impuesta en la resolución autonómica”.

Por este motivo principalmente el Concello exige en su recurso de alzada que revoque la resolución  estimando el recurso presentado y permita, de este modo, que los vecinos continúen con el suministro de propano.

El Concello, además, ha hecho llegar a los vecinos de A Barcala un modelo de recurso en este sentido para que los afectados que así lo deseen lo cubran y lo presenten en la Xunta de Galicia. El alcalde de Cambre, Óscar García Patiño, asegura que los vecinos cuentan ya con un recurso de alzada elaborado por uno de los afectados y espera que les pueda ayudar el documento presentado por los juristas municipales. “Cuanta más fuerza hagamos para mantener el servicio de propano e impedir una decisión basada en el monopolio de una empresa, mejor será para todos los vecinos de A Barcala. Lo que queremos es que sean los vecinos los que elijan el tipo de suministro y no que se le imponga un determinado gas por una decisión comercial”.