A Coruña, 25 de octubre de 2018. La subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, se ha reunido esta mañana con el alcalde de Cambre, Óscar García Patiño, para analizar diversas cuestiones relacionadas con la mejora de la red y la seguridad viaria en el municipio.

Pilar López-Rioboo ha trasladado en este sentido al alcalde, que estuvo acompañado en la reunión por el concejal de Urbanismo, Juan Leirós; el compromiso de la Delegación del Gobierno en Galicia y de la propia Subdelegación del Gobierno en A Coruña para tratar de agilizar la tramitación del proyecto de construcción de la glorieta da Rocha, en el punto kilométrico 11,5 de la N-550.

Esta iniciativa se encuentra pendiente de licitación, una vez finalizada la redacción del proyecto constructivo y de la publicación hace más de un año del preceptivo expediente de información pública.

Sin embargo, el plan se encontraba ralentizado desde entonces, sin que desde el anterior Gobierno se priorizase esta actuación a pesar de que ya existe la consignación de la correspondiente partida en los presupuestos del Estado.

Por ello, la subdelegada del Gobierno ha informado al alcalde de Cambre que ha trasladado a la Dirección General de Carreteras la necesidad de reactivar esta iniciativa, con un coste aproximado de 825.000 euros, con el objetivo de poder licitarla a la mayor brevedad posible.

García Patiño ya había mostrado su preocupación por la situación del proyecto en un anterior encuentro mantenido con el delegado del Gobierno, que entonces se comprometió a estudiar el tema, de tal manera que el encuentro mantenido esta mañana la subdelegada le ha informado del estado actual del expediente, confiando en que se pueda llevar a cabo la licitación en un breve plazo de tiempo.

En la reunión se han analizado otros proyectos viarios relativos al municipio, entre los que ha figurado el análisis de la situación de la Vía Ártabra, toda vez que el Ministerio de Fomento ha autorizado recientemente a la Xunta a retomar las obras de construcción en el tramo comprendido entre la N-VI, en la parroquia de Iñás, y la vía AC-221, en Cambre, tras la petición hecha al efecto por parte de la Axencia Galega de Infraestruturas (AXI), perteneciente a la Consellería de Infraestruturas.

La subdelegada del Gobierno ha transmitido al alcalde que la autorización del Ministerio de Fomento señala de modo expreso que la ejecución de la carretera se hará por fases, mediante una partición del proyecto. En este sentido, ha recordado que esta primera fase no afecta a la autopista de peaje AP-9, que queda pendiente de la ejecución de una posterior fase que conectaría con la autopista ya que esta actuación requiere más datos y estudios para asegurar el cumplimiento de lo exigido en la legislación vigente.