Se informa que el 31 de julio en la cuesta de la Tapia, la tubería que da agua a Oleiros rompió y ocasionó que el agua cogiera mayor velocidad, dado que la cogemos del mismo punto, esto provocó que el agua se enturbiara en nuestra red.

Durante todo el miércoles se recibieron quejas de los vecinos de varias calles del Temple y podrían pasar dos o tres días más hasta que la situación se normalice.